jueves, 16 de octubre de 2014

SOLO DIOS PUEDE DARTE OTRA OPORTUNIDAD...

Lo que las personas no te pueden volver a ofrecer, Dios si lo hace y puede mover todos los acontecimientos para favorecerte, aun sin que lo merezcas.

Has estado orando por otra oportunidad, y Dios en su GRACIA y MISERICORDIA puede concedértela; pero es necesario que tomes la determinación en producir frutos para él, ya que precisamente para eso es que has venido al mundo, no para otra cosa.
No tendría sentido vivir en este mundo, si no se hace para el propósito para el cual Dios te ha traído a la tierra.  Sería una pérdida de tiempo y de recursos...

Si Dios te da una nueva oportunidad es para que reorientes tu vida de acuerdo al propósito por el cual naciste.
Pon atención a la siguiente lectura y aplícala para tu vida:

“Dijo (Jesús) también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? El entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.”
Lucas 13:6-9.


Dios te ha plantado en su viña.
Dios te ha colocado en un lugar estratégico para que desde allí cumplas con la misión que te ha encomendado. No hay otra razón por la que vives, caso contrario, estarías torciendo los propósitos de Dios para tu vida.  

Dios busca frutos de ti.
Pregúntate: ¿Estoy produciendo frutos para Dios?... ¿Estoy siendo ese árbol fructífero que Dios espera de mí? ...   ¿Cómo son mis frutos?...
Tu vida no debe contradecirse en sí misma.

“No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.”
Mateo 7:18-19.


Dios “corta” a los que inutilizan la tierra.
Muchos mereceríamos ser cortados por Dios por el mal testimonio y por desperdiciar los recursos que ha puesto en nuestras manos...   Mereceríamos ser cortados por que en vez de ser medios de bendición para otros, somos lo contrario...   Mereceríamos ser cortados porque somos “sal insípida” y “lámparas apagadas”...   Mereceríamos ser  cortados porque a pesar de las múltiples oportunidades que Dios nos ha vuelto a ofrecer, seguimos con la necedad de torcer sus propósitos.  Muchos no supieron aprovecharlas y ahora ya no están. 

Aprovecha la oportunidad que Dios te ofrece nuevamente.
No hagas oídos sordos...
Dios te ha dado un tiempo de gracia para que tomes la determinación de producir frutos para él.
Ahora es tiempo de reorientar tus sendas. Es tiempo para que te pongas bajo sus órdenes incondicionales y comiences  -con su asistencia- a producir frutos para él en donde quiera que estés o vayas. (Familia, estudio, trabajo, iglesia, etc)  
Emplea también todos los recursos que tienes a tu alcance para propagar su mensaje a todas las personas que conoces y hasta el último rincón del mundo. (No en vano dispones de Facebook, Twitter, Instagram, Blog y todo lo relacionado con las redes sociales).
Ahora es tiempo de reflejar tu cristianismo bajo las pautas que Dios ha dejado establecidas en su Palabra.
Ahora es tiempo de tomar la iniciativa para velar por las necesidades de los demás...
Ahora es tiempo para dejar de ser “cristianos de apariencias”...

Es posible que ahora, muchos de los que leen esta reflexión, estén “a punto de morir” espiritualmente, pero aún hay un redargüir en su interior que le invita a cambiar...   
Es posible que muchos hayan levantado esta mañana sus ojos al cielo implorando una nueva oportunidad y Dios por medio de estas líneas les recuerda que aún la hay.

Si muchos de ustedes han olvidado el propósito por el cual viven y dejaron “tirado” su propósito de vivir para Dios, ahora es el momento de pedirle una nueva oportunidad.

¡Ayúdame Padre!
Dame otra oportunidad.
Levántame de mi esterilidad espiritual.
No merezco nada, solo ser cortado.

Pero tu GRACIA...
Tu MISERICORDIA...
 Me levantará por medio de Jesucristo.
AMEN.


Y esta es la respuesta de Dios para ti el día de hoy...

“En tiempo aceptable te oí, y en el día de la salvación te ayudé”.
Isaías 49:8

Aun estás a tiempo...


José Alfredo Liévano
Twitter.  @JAlfredoLievano  


miércoles, 15 de octubre de 2014

COMO PROCEDER EN LOS TIEMPOS PRESENTES.

Estamos viviendo en medio de los tiempos profetizados por nuestro Señor Jesucristo en los que la ausencia del amor al prójimo y la maldad se han multiplicado en gran manera.
Dice nuestro Señor Jesucristo:

“Por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.”
Mateo 24:12

Estamos viviendo así como en los días de Noé, cuando el continuo pensamiento del ser humano era de continuo al mal...

“Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal”.
Génesis 6:5

“Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia.”
Génesis 6:11

Es justamente la radiografía de cada una de nuestras sociedades a lo largo de todo el mundo. Estaría de más demostrarlo, pues lo estamos viendo.
Nosotros como cristianos hemos de estar conscientes que las cosas no están bien y que por lo tanto nuestro protagonismo en medio de este mundo oscuro es urgente. Es nuestro deber preservar de la maldad el entorno que nos rodea y  alumbrar las tinieblas que nos circundan. Al respecto nuestro Señor Jesucristo nos dice:

“Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.
Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.
Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos.”
Mateo 5:13-16

Pero...

¿En realidad estamos preservando nuestro entorno de la maldad y estamos alumbrando como nos corresponde? 
He aquí cuatro actitudes que hemos de tener en cuenta en estos tiempos tan difíciles que estamos atravesando.
Veamos cada una de ellas:

Cultivar nuestra vida espiritual por medio de la oración y la reflexión bíblica.


Apegar nuestro estilo de vida a los principios cristianos, con el propósito de ser punto de referencia para los demás.


Proponerse cada día en transmitir la Palabra de Dios por medio de los recursos que tenemos a nuestro alcance.


Obrar a favor del prójimo anteponiendo nuestros intereses personales.


Si siendo cristianos no tenemos en cuenta estos 4 principios, no estamos en nada. Estamos desperdiciando nuestra vida y recursos en medio de un mundo que cada vez se pudre más en la maldad...

Por medio de esta reflexión, Dios te está dando la oportunidad para que reorientes tu vida de acuerdo al propósito por el cual te ha creado...




José Alfredo Liévano
Twitter.  @JAlfredoLievano  


jueves, 9 de octubre de 2014

LO QUE DIOS SE PROPUSO HACER POR MEDIO DE TI LO CUMPLIRA.

Aplica esta promesa de Dios para tu vida:

“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.”
Isaías 43:2

Dios te está recordando que a lo largo de tu trayecto y misión sobre la tierra, tendrás que enfrentar situaciones muy difíciles y variadas.  Fíjate que no te está eximiendo de tribulaciones y angustias, ya que tendrás que pasar en medio de ellas. Al respecto, nuestro Señor Jesucristo lo dijo:

“En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”.
Juan 6:33


No olvides que Dios te ha asignado una misión específica sobre la tierra y que a la vez exige de ti un estilo radical de vida apegado a sus principios bíblicos. Ten la plena certeza que mientras dure tu estadía aquí, tendrás su respaldo total. Dios se encargará de darle órdenes a las pesadas puertas que te impiden ir y permanecer donde debes estar, a que se abran de par en par.

Dios te ha llamado para que en medio y por medio de la misión encomendada, su Gloria se manifieste con poder. No hay otra razón por la que existes, por eso has recibido ese trato formativo tan especial. ¡Dios te ha creado para él! Has venido precisamente para reflejar su luz a este mundo que agoniza en medio de la maldad.

Que el temor o el desánimo no te frenen en el desempeño de tu misión sobre la tierra. Sigue haciendo lo que Dios te ha encomendado y entiende que a medida que avances,  tus caminos se abrirán para ese propósito.
Necesitas entender ahora, que nadie estorbará los propósitos que Dios se ha forjado en tu vida, aunque ahora te veas bajo una montaña de dificultades y te confrontes contra tus debilidades.

Lo que Dios se propuso hacer POR MEDIO de ti, lo cumplirá.
Pase lo que pase...


José Alfredo Liévano
Twitter.  @JAlfredoLievano   

miércoles, 8 de octubre de 2014

¿PARA QUE TE BENDICE DIOS?

Si Dios te bendice con abundancia de bienes materiales, no es para los acumules, sino para que compartas con aquellas personas que no los tienen.
Si Dios te da, NO es para que tengas más, sino para que des más...
Que no te de temor para compartir las bendiciones que recibes de Dios, él te proveerá...
Dios no se queda con nada...

“A Jehová presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar.”
Proverbios 19:17.

Cada vez que ayudas a una persona necesitada, es como si a Dios mismo le estás haciendo ese favor; él es quien se encarga de retribuirte con creces. Sin embargo, jamás des esperando recibir algo a cambio de parte de Dios. Tu propósito como cristiano es solidarizarte con aquellos que lo necesiten, sin esperar recibir nada a cambio...
Los cristianos hemos de ser solidarios con las necesidades de los pobres.

¿Qué dice la Biblia al respecto?
¿Qué dice nuestro Señor Jesucristo?

“Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí”.
Mateo 25:35-36


El apóstol Santiago refuerza esta enseñanza:

Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?
Santiago 2:14-16


Cristiano que no hace justicia al pobre, no está reflejando una fe genuina.  La evidencia que tenemos esa clase de fe, se refleja en una vida espontánea de amor y de justicia a los necesitados; así como también en una vida apartada de toda maldad.

“La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.”
Santiago 1:27.

Quien tiene una fe genuina practica espontáneamente la Palabra de Dios.
Escribe David Platt en su libro “Radical”: “La fe en Cristo implica una transformación interna que tiene consecuencias externas”.
Creo que es importante reflexionar si realmente estamos viviendo nuestro cristianismo o nos hemos quedado en una actitud farisea de aparentar una vida religiosa saturada de ritos y lenguaje “evangélico”.
Lamentablemente hay muchos cristianos con “manos llenas” pero con “corazones vacíos”, eso de nada sirve.


ATENCION CON ESTO:

La salvación no es porque hagas buenas obras, la salvación es por la fe en la obra que Cristo hizo a favor nuestro en la cruz del calvario; SIN EMBARGO, las buenas obras son consecuencias espontáneas de tu fe en Cristo.
Si tu fe en Cristo es genuina, entonces espontáneamente tendrás el deseo de ser solidario con los necesitados...

“Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. ¿Más quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta?
Santiago 2:17-20



José Alfredo Liévano
Twitter.  @JAlfredoLievano  


ALGO QUE LOS CRISTIANOS NO HEMOS DE OLVIDAR...

La clave para obedecer a Dios de manera espontánea es cultivando una relación con él por medio de la oración y la reflexión bíblica.

-----------------

Ya suficientes guerras hay en el mundo para que los cristianos nos estemos peleando, criticando y juzgando entre nosotros.

-----------------

En vez de pelear por diferencias externas entre denominaciones cristianas, es mejor enfocarnos en llevar la LUZ de Cristo al mundo...

-----------------

Al NO amar a Dios, la obediencia se vuelve una carga insoportable y una obligación tediosa.

-----------------

A Dios se le obedece NO por miedo, se le obedece porque el amor hacia él nos impulsa a proceder espontáneamente.

-----------------

Un cristianismo radical se refleja en el amor al prójimo, en una vida apartada de todo pecado y en el servicio a Dios.

-----------------

Únicamente amando a Dios es como podremos vivir de una manera espontánea un cristianismo radical.

-----------------

No se sirve a Dios por buscar una recompensa terrenal o eterna. Se sirve a Dios por amor.

-----------------

Uno de los propósitos del cristiano radical es  mantenerse limpio de toda impureza y preservar su entorno de toda maldad.


“Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”.

Juan 15:4-5.


José Alfredo Liévano
Twitter.  @JAlfredoLievano  



--------------------------.


viernes, 3 de octubre de 2014

LA “SUERTE” NO EXISTE. (Reflexión)

Cada día compruebo que las “casualidades” no existen. Con el correr de los años, he entendido que todo lo que nos acontece forma parte de un sabio propósito de parte de Dios.

Cuando pones en las manos de Dios toda tu historia personal, él mismo se encarga de tomar las riendas del “hilo conductor” de tus acontecimientos. Todo te va sucediendo para bien, aunque de por medio hayan lágrimas, derrotas, o acciones disciplinarias de su parte. El apóstol Pablo lo expresa en la carta a los romanos:

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien...”

Romanos 8:28.


Cuando tienes la disposición y la determinación de renunciar a tus proyectos para someterte a los proyectos de Dios, entonces sus propósitos perfectos y soberanos se derraman en tu  vida.
No puedo dejar de testificar como hasta en los mínimos detalles de mi vida la intervención de Dios ha sido una realidad innegable. Sería insensato de mi parte decir que todo ha sido por pura suerte o casualidad.


LA “SUERTE” NO EXISTE.

Doy fe de ello...
Lo he comprobado...
No hay día en que no vea la intervención de Dios obrando en medio de mis acontecimientos inesperados y perfectamente sincronizados. Nada menos una hora antes de escribir esta reflexión pude comprobarlo.

He llegado a comprender que detrás de cada acontecimiento vivido sea agradable o no, lógico o ilógico, está presente la acción soberana de Dios. Esto me lleva a agradecerle por todo lo que permite en mi vida y al mismo tiempo me llena de paz saber que no estoy solo en medio de las tormentas de la vida y en el cumplimiento de la misión que me ha sido encomendada en la tierra.

Así que no te angusties si el curso de “tus” planes da un giro repentino y radical. Dios tiene el control de todo y sabe por dónde te lleva. Eso ni lo dudes...

Pon en práctica lo que recomienda el salmista

“Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará”.
Salmo 37:5

¡Palabras ciertísimas! Y espero que tú también puedas testificar de ellas...


José Alfredo Liévano
Twitter.  @JAlfredoLievano  



jueves, 2 de octubre de 2014

VIVIMOS EN UN MUNDO AL REVES.

El problema de nuestras sociedades contemporáneas es la actitud errónea de idolatrar a las personas. Es decir, de darles el lugar que solo a Dios le corresponde. Esto se ve en el mundo del espectáculo, del deporte, de la religión y en la política. Estamos viviendo en una época en la que se le da culto a la criatura antes que al creador...

“Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén”.

Romanos 1:21-25.

Esta es la realidad que se vive en el mundo actual.

Predomina el pensamiento del hombre sobre el pensamiento de Dios...

Predomina la moral del hombre sobre la moral de Dios...

Predomina la doctrina del hombre sobre la doctrina de Dios...

Predomina la ley del hombre sobre la ley de Dios...

Predomina la justicia del hombre sobre la justicia de Dios...


¡Vivimos en un mundo al revés!

En un mundo que literalmente funciona en sentido contrario a lo establecido por Dios. Y un mundo así definitivamente va encaminado a sufrir el colapso total de sus propias consecuencias, así como también el severo juicio de Dios. ¡Es mentira que el mundo va a mejorar! No porque Dios no quiera o no pueda hacerlo, sino porque  el ser humano lo ha decidido.

Muchos gobernantes se han constituido en los “dioses” de las naciones al igual que los césares del Imperio Romano. Se creen los dueños del mundo y de las conciencias de las personas que pueden manipular y obligar a su antojo. Estos gobernantes deberían de entender que un día le rendirán cuentas a Dios de la gran responsabilidad que un día puso en sus manos.

La maldad en todas sus formas es una “cizaña” que se ha extendido sobre la faz de la tierra y que Dios, en un día determinado por él, la va a destruir por medio de un juicio de enormes dimensiones como lo describe detalladamente el apocalipsis. A muchos les cuesta entender y aceptar, que todo este esquema progresivo de maldad que opera y domina en el mundo va a ser destruido por Dios.
Dios tiene su tiempo para ejecutar su sentencia sobre el mundo.
Un día toda la cizaña será quemada por el juicio de Dios.


Nuestro compromiso en un mundo vive al revés.

Dios nos ha permitido vivir en los días de Noé y en los días de Sodoma. Estamos viviendo en medio de ese contexto previo al segundo regreso de nuestro Señor Jesucristo tal y como lo profetizó.
Hemos de estar conscientes de la labor que nos corresponde hacer dentro de este mundo que va encaminado a la autodestrucción y al juicio venidero de Dios.
Es ahora, cuando en medio de la oscuridad que reina a nuestro alrededor, hemos de alumbrar con  la potente luz de Cristo aunque por ello seamos rechazados.

Nos corresponde...

Hacer que predomine el pensamiento de Dios sobre el pensamiento del hombre...

Hacer que predomine la moral de Dios sobre la moral del hombre...

Hacer que predomine la doctrina de Dios sobre toda doctrina humana...

Hacer que predomine la Ley de Dios sobre la ley del hombre...

Hacer que predomine la Justicia de Dios sobre la justicia del hombre...


Dios quiere que leas siguiente advertencia...
Léela despacio...
Interiorízala y ponla en práctica...
Pongámosla en práctica...


“Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra. Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre”.

Lucas 21:34-35

Que este mundo que funciona al revés no nos haga perder la noción de la REALIDAD de Dios, de nuestra naturaleza ESPIRITUAL, de nuestra MISION sobre la tierra y de nuestro DESTINO eterno...


José Alfredo Liévano
Twitter.  @JAlfredoLievano