sábado, 4 de julio de 2015

“MI PRESENCIA IRÁ CONTIGO…” (Éxodo 33:14)

Dios se ha engrandecido en tu vida; lo puedes comprobar a cada instante del camino recorrido de tu existencia. Su “huella” en cada senda es una clara evidencia de su gracia, misericordia, poder y soberanía a tu favor. Ha enviado sus ángeles oportunamente para defenderte, guiarte y proveerte para cada situación específica; demostrándote con ello que su atención sobre ti es continua. Todo está tan claro ante ti, por eso no debes de tener miedo ante las preocupaciones que “no te han dejado dormir”.

Si hasta este momento Dios no te ha abandonado, tampoco lo hará en el futuro. Su presencia irá siempre contigo todos los días. Hoy, en esta fecha específica te lo recuerda: “Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.” (Éxodo 33:14). Necesitas creer que así será. No le creas a las circunstancias, créele a Dios.

Dios no permitirá que te saquen de donde él te colocó; no olvides que es por decisión suya que estás ahí. Moverá “mar y tierra” para que así sea; nadie hará más de lo que se le ha permitido. Su decisión prevalece sobre la decisión de los demás. ¡No lo olvides por favor!    
Además tendrás la provisión necesaria para cada situación; él hará que en su tiempo llegue a tus manos por medios diversos. Él sabe de qué cosas tienes necesidad ahora.


Gózate...
Tus acontecimientos están bajo el control soberano de Dios, quien a la vez es tu Padre y Amigo.

Gózate...
Dios todo lo tiene cuidadosamente preparado para ti. Siempre tendrás un lugar en la tierra, pero sabiendo que se trata de algo temporal.

Gózate...
Meditando en las obras de Dios sobre la tierra y sobre tu vida.

Gózate...
Y cumple con fidelidad la obra que te ha sido encomendada en el mundo. Debes de recordar que gozarás con todo su respaldo.


--------------
Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días.

SALMO 23



-------------------------.

Twitter:
----------------------------

viernes, 3 de julio de 2015

PERSEVERA...



PERSEVERA...
En la comunicación con Dios a través de la oración y la reflexión de su Palabra...


PERSEVERA...
Esforzándote; pero a la vez dependiendo constantemente de la gracia, la misericordia, el poder y la soberanía de Dios.


PERSEVERA...
Esperando en las promesas de Dios aunque para ti sea demasiado tarde y las puertas te las hayan cerrado...


PERSEVERA...
Obedeciendo las indicaciones de Dios aunque vayan en contra tus intereses egoístas o lógicos.


PERSEVERA...
Creyendo aunque no veas ninguna solución a tu alcance.   Eso es FE en el poder sobrenatural de Dios...


“Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti PERSEVERA; porque en ti ha confiado”
Isaías 26:3


-------------------------.

Twitter:
----------------------------


martes, 9 de junio de 2015

DIOS HA SIDO JUSTO CONTIGO...


Tienes motivo para hacer notorias las obras de Dios; esas obras que SIN MERECERLAS ha hecho y continuará haciendo en ti.
Dios desde siempre ha gobernado con sabiduría y poder todos tus acontecimientos, aun aquellos que aparentemente se salieron totalmente de control, aquellos que nunca entendiste y sigues sin entender.
Has comprendido que la actividad de Dios sobre ti es una realidad innegable que te envuelve constantemente.

Acuérdate de cada hecho maravilloso en el que Dios intervino a tu favor aunque no existieran razones para que los merecieras. Hechos saturados de su GRACIA y MISERICORDIA, y dignos de ser testificados...

Acuérdate de aquellas ocasiones en las que ya no podías levantarte, y la mano misericordiosa de Dios intervino oportunamente. ¿Acaso lo merecías?

Acuérdate cuando tus esperanzas estaban totalmente perdidas, y en el momento menos pensado todo cambió repentinamente a tu favor. ¿Acaso lo merecías?

Acuérdate cuando en aquella desesperación saturada de angustia clamaste a Dios y su respuesta no se hizo esperar. ¿Acaso lo merecías?

Dios ha sido JUSTO y MISERICORDIOSO contigo; no porque lo hayas merecido, sino por haber creído en la obra que Jesucristo hizo a tu favor al morir por ti en la cruz.  “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9).  Es por GRACIA de Dios que has alcanzado JUSTICIA y MISERICORDIA por medio de Jesucristo, NO por tus méritos y capacidades.

Es por la JUSTICIA y la MISERICORDIA de Dios que no solo tienes derecho a las bendiciones presentes, sino aquellas eternas que traspasan las fronteras del universo.

“Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús”
Romanos 3:24


“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;  por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios”
Romanos 5:1-2


“Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,  el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna”
Tito 3:4-7


DIOS HA SIDO JUSTO CONTIGO




TWITTER.

@JAlfredoLievano 

lunes, 8 de junio de 2015

ALÉGRATE POR LO QUE DIOS HARÁ EN TI...


Alégrate...
Dios tiene el control de lo que eres incapaz de alcanzar.
Dios tiene el control aunque tu futuro lo veas incierto.
Dios tiene el control aunque las puertas estén cerradas.


Alégrate...
Dios consumirá lo que ahora impide el cumplimiento de sus propósitos eternos en ti.
Dios te hará justicia aunque todos te señalen sin piedad.
Dios no permitirá que te hundas.


Alégrate...
Dios te mostrará su senda de luz en medio de los laberintos confusos y oscuros del mundo.
Dios hará que los obstáculos que tienes ante ti se derritan como cera.
Dios hará que todas sus promesas se cumplan en ti.


Alégrate...
Dios hará notorio su poder delante de aquellos que conocen tu caso.
Dios mostrará su gloria delante de los que ahora te avergüenzan.
Dios hará evidente su gracia y misericordia sobre ti.


“Tierra, no temas; alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas”
Joel 2:21


TWITTER.

@JAlfredoLievano 

miércoles, 3 de junio de 2015

VIVES PARA DIOS... ¡RECUERDALO!


Ante todo, tu influencia en el mundo debe ser aprovechada para que proyectes la LUZ de Cristo. Esa es la razón fundamental por la que vives. La Palabra de Dios te lo recuerda: “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos”. (Mateo 5:14-16). Sin duda alguna, tu deber espontáneo es reflejar a Cristo mediante las palabras y el testimonio de vida; para eso Dios te ha puesto, esa tu nuestra misión fundamental. “Te he puesto como luz para las naciones, para que lleves salvación hasta los confines de la tierra” (Hechos 13:47). Por ejemplo, ahora con la tecnología a tu disposición no hay excusas para que ilumines con la Palabra de Dios más allá de las fronteras que te limitan. Si vives para ese propósito, sin duda alguna, Dios te irá abriendo caminos en todo lo que emprendas; tendrás su protección, dirección, provisión y respaldo.

Una vez más, Dios te recuerda que tú vives para él. Es precisamente eso lo que le da sentido a los años vividos y a los que te restan por vivir sobre la faz de la tierra. Tú vives para él, para eso te escogió.  “No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé” (Juan 15:16).  Sin duda se trata de un gran privilegio, pero también es una gran responsabilidad que debe ser desempeñada bajo una total dependencia de su acción poderosa y soberana sobre ti. Entiendes que sin él nada puedes SER, HACER y TENER.

Ponte este día bajo las órdenes incondicionales de Dios sin temer a lo que pueda venir después. Él te mostrará lo que debes tomar y lo que debes dejar, te indicará hacia donde moverte, te abrirá las puertas que deben ser abiertas y te cerrará las que deben ser cerradas, te pondrá a las personas idóneas y te quitará las que estorban sus propósitos. No temas, porque todo será de bien para ti, para las personas que te rodean y para aquellas a quienes te dirijas.

VIVES PARA DIOS...  
¡RECUERDALO!


“Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos”
Romanos 14: 8



TWITTER.
@JAlfredoLievano 

martes, 2 de junio de 2015

ACUÉRDATE... ES POR GRACIA Y MISERICORDIA DE DIOS.


Dios ha sido más que bueno contigo.  Acuérdate de tu historia personal y comprobarás que a lo largo de ella, jamás te faltó su atención oportuna a pesar de no merecerla.
La GRACIA y la MISERICORDIA de Dios se han mantenido y se mantendrán fieles hacia ti. Siempre serán nuevas. Si estás en pie, no es por tus méritos o capacidades, recuérdalo ahora. “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. (Lamentaciones 3:22-23).


Acuérdate de las angustias que viviste en aquel tiempo y como Dios intervino de manera sobrenatural abriéndote caminos donde no los había. ¿Te acuerdas?

Acuérdate de aquellas personas que constantemente te acosaban con sus amenazas y como Dios intervino en tu defensa por medio de circunstancias que parecieron casualidades. ¿Te acuerdas?

Acuérdate de aquella ayuda providencial que apareció de la nada y que te sacó de grandes apuros. ¿Te acuerdas?

Acuérdate cuando “te desviaste del camino” y decidiste proceder de acuerdo a “tu manera”; cuando decidiste ignorar a Dios en tus decisiones para hacer tu propio plan, cuando decidiste “independizarte” de él. Aun en esos momentos, a pesar de dejarte a la deriva por las consecuencias tomadas, él te aplicó su disciplina de padre. Claro que te dolió, pero entendiste... ¿Te acuerdas?

Acuérdate que todo ha sido por la gracia y la misericordia de Dios; y que así como lo hizo en el pasado, de la misma manera lo continuará haciendo...


Así que no te entristezcas por lo que ahora enfrentas, como que si Dios te ha ignorado o no sabe lo que sucede; así como lo hizo en el pasado, de la misma manera lo hará otra vez. Y todo será por su GRACIA y MISERICORDIA. Gózate por ello. Dios te dará las fuerzas que necesites y las estrategias para hacer lo que esté dentro de tu alcance, el resto él lo hará. Descansa siempre en su GRACIA y MISERICORDIA, así como en su PODER sobrenatural y su sabia SOBERANÍA.

Es por la GRACIA y la MISERICORDIA de Dios que tu vida NO se echará a perder. Él ha prometido no defraudarte jamás, y esa puerta que ahora está completamente cerrada y que todos te la “han cerrado en la cara”, él te la abrirá. ¿Lo mereces?... ¡NO! Todo se debe a su GRACIA y MISERICORDIA incondicional.


GOZATE AHORA EN LA GRACIA Y EN LA MISERICORDIA DE DIOS.

Mi Dios eres tú, y te alabaré; Dios mío, te exaltaré. Alabad a Jehová, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia.
Salmo 118:28-29




TWITTER.

@JAlfredoLievano 

lunes, 1 de junio de 2015

ALABA A DIOS DESDE EL CALABOZO PROFUNDO...


El GOZO produce alabanza espontánea en todo corazón convencido que en medio de toda adversidad, Dios siempre tiene el control total. Esto fue precisamente lo que le sucedió a Pablo y a Silas cuando estaban dentro del calabozo profundo de aquella oscura prisión romana. Su reacción no fue de reclamos a Dios y tampoco sucumbieron en estados depresivos del alma; fue todo lo contrario, una alabanza espontánea y genuina que brotó de lo más profundo de su interior. He aquí la historia:

“Y se agolpó el pueblo contra ellos; y los magistrados, rasgándoles las ropas, ordenaron azotarles con varas. Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad. El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo. Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.
Hechos 16:22-26

Ponte a pensar...

Ø Presos injustamente...

Ø Todos en contra sin excepción...

Ø Nadie que pudiera intervenir ante los golpes recibidos...

Ø Puertas completamente cerradas y muy bien aseguradas...

Ø Atados de pies y manos...


¿COMO HUBIERAS REACCIONADO TU?

¿Le hubieras reclamado a Dios por tus derechos?

¿Hubieras pensado que Dios se olvidó de ti?

¿Hubieras pensado que Dios es injusto?

¿Te hubieras sentido totalmente a la deriva, sin ninguna esperanza?

¿Tu fe se hubiera resquebrajado?


La reacción de Pablo y Silas, fue la alabanza espontánea que sale de un  corazón lleno de certeza de que Dios tiene el control total de toda situación y que todo lo que permite va enfocado a sus sabios propósitos. Imagino yo que en aquellos momentos recordaban aquellas palabras de nuestro Señor Jesucristo que decía:  “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros” (Mateo 5:10-12)  Pablo y Silas tenían la certeza que Dios era capaz de obrar en contra de todo pronóstico natural y humano en el momento menos esperado; y fue así que de repente un terremoto derribó las estructuras de la cárcel y todas las puertas fueron abiertas de par en par.

Alaba a Dios en medio de la noche...
Alaba a Dios aunque no veas nada...
Alaba a Dios aunque no exista ninguna posibilidad de que ese problema se resuelva...
Alaba a Dios en medio del dolor...
Alaba a Dios en medio de la escasez...
Alaba a Dios en medio de las amenazas...
Alaba a Dios. Él tiene el control.

ALABA A DIOS...
EL TE ABRIRÁ LAS PUERTAS...




TWITTER.
@JAlfredoLievano