miércoles, 23 de abril de 2014

REACCIONA DE UNA VEZ POR TODAS...

A lo largo de tu vida, Dios ha ido delante de todos tus caminos para conducirte hacia donde lo ha determinado y defenderte de toda amenaza o ataque directo en tu contra.
Nada ha sido casualidad, pues en todo momento su poder sobrenatural y soberanía se han manifestado.
Fíjate bien, es un hecho contundente...


---------------------------------.
La presencia y la acción de Dios son continuas sobre ti.
---------------------------------.

Si has puesto atención, habrás comprobado su presencia y acción en medio de todos tus acontecimientos.  Por ejemplo: No fue casualidad que precisamente hoy, él te recordara eventos pasados en los que intervino oportunamente a tu favor.

Si has puesto atención, habrás comprobado que al reflexionar en su Palabra te ha dado el consejo acertado que has necesitado.
De una o de otra manera te ha advertido previamente, para que al llegar “el momento” sepas como enfrentar cada situación.

Si has puesto atención, Dios siempre te ha sorprendido con sus grandes detalles.
Ahora mismo lo está haciendo.
Por eso...


----------------------------------------.
Reacciona de una vez por todas.
----------------------------------------.

A estas alturas de tu vida, no es posible que aun estés dándole atribuciones a la “suerte” o a la “casualidad” de lo que acontece en tu vida.

A estas alturas de tu vida, no es posible que le sigas pidiendo señales adicionales a Dios, cuando te ha mostrado tanto.
Siempre has dudado cuando las circunstancias te han “encerrado”.

A estas alturas de tu vida, no “te cierres” a las manifestaciones de Dios, en verdad que no hay pretextos para dudar de ellas.


Entiende que todo esto obedece a un propósito sabio de Dios para ti.


 ---------------------------------.
Dios nunca se apartará de ti.
---------------------------------.
El es fiel, y cumplirá lo que se propuso hacer contigo desde antes que vinieras a este mundo.
Tú vales mucho para Dios, asimila esta verdad hoy.
No es en vano que te haya purificado con su amorosa disciplina de Padre para que entendieras y corrigieras lo malo.

Pon atención:

Por medio de diversas circunstancias inexplicables, Dios está “preparando el terreno” para el gran portento que hará a tu favor.


Dios se ocupará de tu caso...
Necesitas creer que así será.


Dios te hará grandes portentos más adelante.
El dará la orden para que así sea.
Habrá situaciones externas, “casuales” y repentinas que NADA tendrán que ver contigo; sin embargo, Dios se valdrá de ellas para ejercer su voluntad soberana sobre todo lo que concierna a ti.
En estos momentos, ten la plena certeza que Dios va delante de ti para conducirte a la meta definitiva.


---------------------------------.
¿Qué debes hacer mientras transitas sobre la tierra?
---------------------------------.


ESCUCHAR A DIOS.

El es tu Padre y Amigo que lo único que desea es tu bien.
Por eso es necesario que prestes atención a su voz  mediante la reflexión bíblica, y así no te desvíes del camino correcto.
Necesitarás la lámpara...

“Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”.
Salmo 119:105.



NO TE CONTAMINES.

Esto es vivir una vida apartada de todo hábito pecaminoso, de toda influencia que te incite hacer el mal y de todo aquello que contribuya a perder la noción de tu identidad espiritual.

“Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo”.
1 Pedro 1:14-16



CONSAGRATE A DIOS.

Esto es entregarte incondicionalmente a sus planes, para que cumplas con la misión encomendada y sus propósitos eternos se cumplan en ti.
No olvides que todo cuanto se pone en sus manos no se echa a perder.

“Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos”.
Salmo 138:8



 José Alfredo Liévano
Twitter: @JAlfredoLievano


viernes, 11 de abril de 2014

PROMESAS OPORTUNAS... CONSOLADORAS... Y CIERTAS...

Dios le hizo a Jacob la siguiente promesa:

“Yo estoy contigo, y te guardaré por donde quiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra, porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho”
Génesis 28:15.


Ahora, cuando el tiempo ha pasado vemos que la promesa se cumplió en Jacob a pesar de no merecerlo, además de tener todas las circunstancias en su contra.
Lo anterior nos deja una clara lección, y es que Dios siempre cumple sus promesas a pesar que no lo merecemos y tenerlo todo “cuesta arriba”.


------------------------------------------.
Dios no te miente, él te cumplirá sus promesas.
------------------------------------------.
Si aplicas la promesa anterior a tu vida, debes de creer lo siguiente:


Dios te envuelve con su presencia ahora y todos los días de tu vida.

Pídele que abra tus ojos para que puedas “ver” su presencia y acción soberana en medio de todos tus acontecimientos. Que no pase inadvertida en medio de ellos, especialmente ahora.
No te centres en lo aparente, mira mas allá de lo que ves.
Pídele a Dios que te de la capacidad de discernir lo que te ha querido decir en estos días recientes; con esto te está demostrando que sí está pendiente de ti.


Dios te guardará por donde quiera que vayas.

Sus ángeles te asistirán en cada jornada de tu camino, proveyendo todo cuanto necesites. Justamente en estos momentos su acción a tu favor es una realidad.
En medio de amenazas, peligros y ataques directos, siempre te protegerá.


Dios te llevará al lugar donde siempre debiste haber estado.

Las situaciones repentinas de tu vida, ya fueron previstas por él, en ellas hay sabios y grandes propósitos.  
La “tempestad” que enfrentas ahora, no te desviará del rumbo que Dios ha determinado para ti.
Al final, después de todo, llegarás.


Dios cumplirá sus grandes propósitos en tu vida.

Al final testificarás de la gracia, misericordia, poder y soberanía del Dios Vivo sobre tu persona.
Entenderás porque fue necesario pasar por estos áridos desiertos y furiosas tempestades; y a la vez para que consueles y animes a aquellas personas que vienen atrás de ti. Después lo entenderás...



--------------------------------------.
Promesas oportunas...   consoladoras...   y ciertas...
--------------------------------------.
Ahora has comprendido que Dios te ha hablado en el momento justo y preciso...
Que sus promesas queden grabadas en tu interior, aunque las condiciones presentes sean imposibles y difíciles.
Ten paz...
Ánimo...


--------------------------------------.
Sigue adelante sin dudar y sin desfallecer...
--------------------------------------.




José Alfredo Liévano
Twitter: @JAlfredoLievano


miércoles, 9 de abril de 2014

DIOS QUIERE HACER GRANDES COSAS CON TU VIDA.

Como hijos y siervos de Dios, poseemos un valor infinito...
Somos su tesoro especial escogidos desde toda la eternidad para que vivamos con él; pero también para que cumplamos con una misión específica sobre la tierra.
Es por eso, que a lo largo de todos estos años nos ha venido formando de diversas maneras incomprensibles y dolorosas, unas veces en áridos desiertos y otras en furiosas tempestades en donde hemos aprendido a reconocer nuestra dependencia total y absoluta de él.


------------------------------.
Desde tu limitación, el poder de Dios se manifestará.
------------------------------.
Tus debilidades, incapacidades, incompetencias, la falta de recursos y las circunstancias adversas forman un solo paquete de limitaciones en tu persona; pero es precisamente en medio de ellas cuando la manifestación de Dios se hace realidad, entendiendo así que nada bueno puede salir de ti y que todo te es impartido por GRACIA.

“Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia”.

1 Corintios 1:26-29.


El poder y la manifestación de Dios se manifiesta en el terreno de lo imposible e inservible.

Dios no te ha desechado, pues tiene presente su llamado y tu misión mientras vivas en el mundo.
Dios no te ha desechado, pues tiene tu sitio reservado en los lugares celestiales para cuando dejes este mundo.


------------------------------.
Tu existencia SI tiene sentido.
------------------------------.
Vives para Dios...
Todo lo que hagas debe de ir enfocado hacia lo eterno, y no hacia lo temporal. Te cuesta asimilarlo, pero así debe ser.
Tu existencia en la tierra tendrá sentido cuando tengas siempre presente la necesidad espontánea de ser “luz” en tu entorno y mostrar a Cristo con tus palabras y acciones.


“Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”.
Mateo 5:16.


Pero es necesario que vivas en una constante dependencia de Dios para que nadie frene o destruya esa privilegiada misión que te ha sido encomendada.


------------------------------.
Dios quiere hacer grandes cosas con tu vida.
------------------------------.
Cree que así es...
Créelo a pesar de todo...


“Mi siervo eres... (Pon tu nombre), porque en ti me gloriaré”.

Isaías 49:3



José Alfredo Liévano
Twitter: @JAlfredoLievano


martes, 8 de abril de 2014

DIOS NO SE APARTARA DE TI...

El Dios  Altísimo y Soberano creador del universo te envuelve y satura con su presencia.
El conoce anticipadamente tus acontecimientos, intenciones, deseos y acciones.
Es Dios quien te defiende de toda amenaza, acusación y acción cuando prácticamente ya no puedes hacer nada.
Acuérdate de todas las veces en las que has comprobado su acción oportuna, pues a lo largo de toda tu historia jamás se ha separado de ti.
Acuérdate...


--------------------------------------.
Una vez más, Dios te hará justicia.
--------------------------------------.
Has entendido que lo hará a pesar de no merecerlo.
A pesar que tuviste la culpa.
A pesar que procediste de acuerdo a tus criterios, y desechaste lo que en un principio Dios te indicó...
Lo hará por su gracia y misericordia.
Por fin lo entendiste.


--------------------------------------.
Fíjate lo que Dios te está haciendo ahora.
--------------------------------------.
No es casualidad que todos tus eventos presentes se estén dando de esa manera.
Abre bien tus ojos y te cerciorarás que Dios está interviniendo oportunamente en tus eventos, aunque en un primer momento no entiendas que es lo que está pasando.
Dios sabe “como” y por “donde” te lleva aunque no entiendas nada  de lo que está pasando, aunque ahora sientas tus manos atadas. El sabe por qué lo hace. Nadie se lo impide.


--------------------------------------.
Gózate por lo que Dios está haciendo en ti.
--------------------------------------.
El gozo es un fruto del Espíritu Santo, pero es una evidencia de la paz sobrenatural que Dios ha puesto en tu corazón, la cual también es fruto del mismo Espíritu.
La paz de Dios no está condicionada a las circunstancias, sino que independientemente a como estén las cosas a tu alrededor,  tienes la serenidad que sobrepasa todo entendimiento.

Gózate en Dios, porque sus promesas se cumplirán en ti, aunque ahora no veas ni un tan solo indicio de posibilidades, aunque todo esté bajo el control total de tus adversidades.
Gózate en Dios, aunque la jornada en tu camino sea lenta y prolongada

Que la paz de Dios te gobierne ahora, sobre todo en estos momentos inciertos y difíciles que vives; y que esa paz la transmitas espontáneamente a aquellas personas que están envueltas en la desesperación, el miedo y la tristeza.


--------------------------------------.
Dios no se apartará de ti.
--------------------------------------.
Así como ha ido a lo largo de toda tu historia personal, así va ahora e irá siempre como lo hizo con su pueblo en el desierto.

“Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego”.

Éxodo 13: 21-22


Dios no se apartará de ti... a menos que tú decidas apartarte de él.



José Alfredo Liévano
Twitter: @JAlfredoLievano



viernes, 4 de abril de 2014

YO NUNCA ME OLVIDARE DE TI. (Isaías 49:15)

Dios ha prometido no olvidarse de ti.
Siempre estará velando e interviniendo a tu favor a lo largo de tu peregrinar sobre la tierra. Y lo que te está pasando ahora no es la excepción...

Créele...  

-------------------------------.
“Yo nunca me olvidaré de ti”
Isaías 49:15
-------------------------------.
El hecho de recibir esta promesa, precisamente ahora que estás con la “soga al cuello”, debe de reconfortarte y cantarle al Señor con gozo y confianza.
No hay nada de tu situación contraria que él desconozca. Todos los detalles están delante de Dios.
Dios sabe minuciosamente como va todo ese proceso que en tu contra que se ha levantado...

“Pues aun vuestros cabellos están todos contados”.
Mateo 10:30


-----------------------------------------.
Alégrate, porque tu caso está en las manos de Dios.
-----------------------------------------.
Alégrate, porque el poder y la soberanía de Dios te envuelven siempre.

Alégrate, porque aun en medio de las circunstancias tempestuosas, grandes cosas hará Dios a tu favor.  

Alégrate, porque Dios mismo se encargará de defender tu caso que humanamente hablando, ya está perdido.

Alégrate, porque no quedarás en vergüenza ante las personas que te conocen y siguen con atención tu caso...

Alégrate, porque la obra que Dios hará, será motivo para que los incrédulos y escépticos crean...


-----------------------------------------.
Dios te ha confirmado AHORA que NO estás a la deriva.
-----------------------------------------.
Más claro no puede ser...
No hay razón para que dudes...
Sus palabras de consuelo y fortaleza deben de alegrarte e impulsarte a la alabanza espontanea a su nombre.

“Alaben el nombre de Jehová, porque solo su nombre es enaltecido. Su gloria es sobre tierra y cielos”

Salmo 148:1



José Alfredo Liévano
Twitter: @JAlfredoLievano

martes, 1 de abril de 2014

DIOS CUMPLIRA SU PROPOSITO EN TI...

A lo largo de este proceso “doloroso” que tú bien conoces y con tantas huellas imborrables, Dios ha venido consumiendo de ti todos los estorbos y falsas prioridades que te impiden vivir para sus propósitos eternos...


-----------------------------------.
Te ha dolido mucho, pero ha sido necesario.
-----------------------------------.
Es en medio de este “horno de aflicción”  donde has entendido muchas cosas que antes pasabas por alto. 
Después de tanto tiempo llegaste a entender que el propósito de Dios no es destruirte, sino restaurarte... 

“He aquí te he purificado, y no como a plata; te he escogido en horno de aflicción”.
Isaías 48:10.


-----------------------------------.
Dios sabe como procederá contigo.
-----------------------------------.
Dios sabe lo que está haciendo ahora contigo, aunque no entiendas nada.
A ti lo que te corresponde ahora es replantear tus prioridades. Te corresponde aferrarte radicalmente a las enseñanzas que con tanta claridad e insistencia te ha mostrado en su Palabra, te corresponde practicarlas responsablemente en las diversas áreas de tu vida y enseñarlas a los demás. Esa ha de ser tu prioridad, del resto de necesidades temporales deja que Dios se encargue.

“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

Mateo 6:31-33


-----------------------------------.
Dios cumplirá su propósito en ti.
-----------------------------------.
No tengas miedo...
Nada de ti se echará a perder aunque así lo pareciere.
Recuerda ahora que la realidad eterna, poderosa y soberana del “Dios Viviente” te envuelve siempre. Cree que así es y descansa en él.

Por eso...

Aunque la tempestad se acreciente con fuerza a tu alrededor, nada te destruirá.
Dios confundirá a todos los que estén en tu contra y disipará toda fuerza que intente boicotear los grandes planes que ya trazó para ti.

“Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; el que contra ti conspirare, delante de ti caerá...   Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová”.

Isaías 54:15,17



José Alfredo Liévano
Twitter: @JAlfredoLievano


viernes, 28 de marzo de 2014

ESPERA EN LA ACCION OPORTUNA DE DIOS.

Confía en Dios aunque la tormenta arrecie con fuerza. El ha prometido no dejarte jamás a la deriva.
Que las circunstancias presentes no te derriben.
Por eso, pase lo que pase, aférrate a él.
Aférrate a las promesas que recientemente te ha estado confirmando con insistencia.


------------------------------.
Dios navega contigo.
------------------------------.

“Tened ánimo; yo soy, no temáis”.
Marcos 6:50.


Tú no sabes lo que podría  acontecer en los próximos minutos.

Para ti, todo es incierto, pero para Dios no lo es. El sabe por dónde  y cómo te lleva.


------------------------------.
Dios hará lo que tú no puedes hacer.
------------------------------.
A ti te corresponde dar los pasos de fe pertinentes.
No te desvíes de los lineamientos que Dios te da en su Palabra.
Esfuérzate, pon todo lo que esté de tu parte.

Cree ahora que Dios hará el resto aunque no entiendas su procedimiento.

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.
Josué 1:9.


------------------------------.
Espera en la acción oportuna de Dios.
------------------------------.
La fe y la obediencia te llevan a esperar en Dios.
No se trata de una espera pasiva, sino una espera activa.
Te toca hacer todo lo que está de tu parte, pero esperar en la acción milagrosa de Dios.


“Estad quietos, y conoced que yo soy Dios”
Salmo 46:10.


En su momento verás como “de la noche a la mañana” todo se arreglará a tu favor.
Dios no permitirá que los demás te hagan quedar en vergüenza. Será algo tan evidente que nadie lo podrá negar.


“Y conocerás que yo soy Jehová, que no se avergonzarán los que esperan en mí”.
Isaías 49:23


------------------------------.
Es AHORA cuando tu fe debe ejercitarse.
------------------------------.
Es precisamente ahora, cuando en medio de la furiosa tempestad que ahora te azota, debes ejercitar la fe.
Es precisamente ahora que nada ves, cuando debes creer, y hacer tuya aquella afirmación de la Palabra de Dios:

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.
Hebreos 11:1.


Es ahora, cuando mas debes tener la certeza, que eso qué esperas se hará realidad aunque ningún pronóstico te sea favorable...
Es ahora, cuando debes tener la plena convicción que lo no ves, se hará realidad...

La fe no se razona...

Solamente cree en la capacidad sobrenatural del Dios creador de los cielos y la tierra.

“Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”.
Hebreos 11:3


De donde nada hay, Dios lo hará todo...
Es tan “ilógico” como la creación del universo desde donde nada había...


-----------------------------.
Tu caso, SI tiene solución.
-----------------------------.
Dios dará la orden expresa, para que desde donde no haya nada posible, todo se solucione.

Créelo...
Créelo...
Créelo...

Sigue adelante en esta peregrinación temporal hacia la Patria Definitiva, no te desvíes sin perder de vista el galardón final que Dios te tiene reservado.
Grandes cosas verás...

“Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén”.

1 Pedro 5:10.


José Alfredo Liévano
Twitter: @JAlfredoLievano