miércoles, 29 de marzo de 2017

TIPOS, ANUNCIOS Y CUMPLIMIENTO DEL SACRIFICIO DE CRISTO.


La obra de Jesucristo a favor de la humanidad aparece “pre-anunciada” desde el Antiguo Testamento; él mismo lo testifica...     “Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos” Lucas 24:44. Todo lo escrito antes, se cumplió en él.

Existe una cantidad enorme de textos  bíblicos que lo confirman.
Veamos algunos como muestra...




El sacrificio de Cristo.
Tipos... Anuncios... Cumplimiento.


Antiguo Testamento:

“Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia. Mas si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer el cordero, entonces él y su vecino inmediato a su casa tomarán uno según el número de las personas; conforme al comer de cada hombre, haréis la cuenta sobre el cordero. El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras”
Éxodo 12:3-5


Nuevo Testamento:

“Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata; sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación”
1 Pedro 1:18-19.




Antiguo Testamento:

“Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca”
Isaías 53:7


Nuevo Testamento:

“Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto. Entonces él se levantó y fue. Y sucedió que un etíope, eunuco, funcionario de Candace reina de los etíopes, el cual estaba sobre todos sus tesoros, y había venido a Jerusalén para adorar, volvía sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaías. Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro. Acudiendo Felipe, le oyó que leía al profeta Isaías, y dijo: Pero ¿entiendes lo que lees? Él dijo: ¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare? Y rogó a Felipe que subiese y se sentara con él. El pasaje de la Escritura que leía era este: Como oveja a la muerte fue llevado; y como cordero mudo delante del que lo trasquila, así no abrió su boca. En su humillación no se le hizo justicia; más su generación, ¿quién la contará? Porque fue quitada de la tierra su vida. Respondiendo el eunuco, dijo a Felipe: Te ruego que me digas: ¿de quién dice el profeta esto; de sí mismo, o de algún otro? Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús.”
Hechos 8:26-35.




Antiguo Testamento:

“Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía”
Números 21:8-9


Nuevo Testamento:

 “Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
Juan 3:15-18




Antiguo Testamento:

“Más él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”
Isaías. 53:5.


Nuevo Testamento:

“Entonces soltó a Barrabás; y habiendo azotado a Jesús, le entregó para ser crucificado”
Mateo 27:26.




Antiguo Testamento:

“Todos los que me ven me escarnecen; estiran la boca, menean la cabeza, diciendo: se encomendó a Jehová; líbrele él; sálvele, pues que en él se complacía”
Salmo 22:7-8.


Nuevo Testamento:

“Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza y diciendo: ¡Bah! Tú que derribas el templo de Dios y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo, y desciende de la cruz… A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar. El Cristo, Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, para que veamos y creamos”
Marcos. 15:29-32.




Antiguo Testamento:

“Por cuando derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores…”
Isaías 53:12.


Nuevo Testamento:

“Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha y otro a la izquierda”
Mateo. 27:38.




Antiguo Testamento:

“Habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores”
Isaías. 53:12.


Nuevo Testamento:

“Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”
Lucas 23:34.




Antiguo Testamento:

“Y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito”
Zacarías 12:10.


Nuevo Testamento:

Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante le salió sangre y agua”
Juan. 19:34





Firmes y sin fluctuar...

Obviamente que no terminaría de poner tanta referencia bíblica que nos habla sobre la obra del sacrificio de Cristo a favor nuestro; mientras más escudriñemos comprobaremos que las escrituras dan testimonio de él. “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí” Juan 5:39.

Muchos conocemos el mensaje del Evangelio, pero no lo hemos digerido espiritualmente; es necesario que nos expongamos al contenido de la Escritura para que nuestra convicción de su obra redentora se mantenga firme y sin fluctuar.

“En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios,  de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho: Este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré,  añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado. Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne,  y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.  Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió”
Hebreos 10:10-23





Al estar convencidos del Evangelio...

Comprendemos que no tenemos que agregar nada para alcanzar el perdón de Dios, la salvación de nuestra alma y la vida eterna en Jesucristo; solamente creer en su obra expiatoria.

Al creer, el Espíritu Santo comienza a operar una obra transformadora en todas las áreas internas de nuestra vida, haciendo de nosotros una nueva creación.

“Siendo justificados gratuitamente por su Gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús”
Romanos 3:24

“En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”
Efesios 1:13

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”
Efesios 2:8-9






---------------.
José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!

“Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra”
Hechos 13:47.


Usa tus redes sociales para ese propósito...

------------------

martes, 28 de marzo de 2017

ASI ESTA EL MUNDO...



Así está el mundo...
¡Mira lo que dice la Biblia!

“Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.  Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican”
Romanos 1:21-32.




El mundo no está bien.

Vivimos en un entorno en el que la mayoría no toma en cuenta a Dios en sus proyectos, creen que todo es normal y “marcha sobre ruedas” pero no es así...

¡Estamos mal!
¡Muy Mal!

Una sociedad que no toma en cuenta a Dios en sus leyes, costumbres y acciones va rumbo a la destrucción; y es en medio de ella, donde estamos insertados los cristianos, para cumplir con la misión específica y urgente de alumbrar con la luz de Cristo...     “Hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo” Filipenses 2:15.

Dios te ha enviado a “ese lugar” para que proyectes su luz; esa es la razón por la que vives, no hay otro propósito mayor por el que te ha elegido. “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” Mateo 5:14-16.

Mucho cuidado que seguir la corriente de aquellas personas cuyas ideas y acciones no se ajustan a la Palabra de Dios. “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” Romanos 12:2.

Es necesario que seas ejemplo con tu conducta; y que a la vez difundas el mensaje de Jesucristo...     “Presentándote  tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad” Tito 2:7;      Es por eso que tu atención debe estar siempre enfocada en la Palabra de Dios, reflexionándola y estudiándola.

Es importante que en ese lugar reflejes frutos espontáneos de vida cristiana; en tu carne es imposible que así sea, de ahí la importancia de la oración continua, para que el Espíritu Santo te capacite y dependas todo el tiempo de su acción sobrenatural. Dependes de Dios...     “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer” Juan 15:5.





---------------.
José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!

“Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra”
Hechos 13:47.


Usa tus redes sociales para ese propósito...

------------------

lunes, 27 de marzo de 2017

TODO VA ENCAMINADO HACIA UN MISMO PROPOSITO.


¡Es cierto!
Dios ha permitido circunstancias diversas e inexplicables a lo largo de tu historia; pero al final, desembocarán en el propósito perfecto que tiene para ti.


Dios te ha conducido hacia lugares que no deseas para que tus convicciones sean fortalecidas en sus promesas...     ¡Para fortalecer tu fe!

Dios ha permitido que el tiempo pase sin que alcances a ver soluciones inmediatas a tus problemas...     ¡Para hacerte paciente!

Dios ha permitido que te enfrentes ante opciones diversas, para que tus decisiones se basen en sus lineamientos...     ¡Para que procedas en obediencia!

¡Aprende a creerle a Dios!
¡Aprender a esperar en Dios!
¡Aprende a obedecer a Dios!




Todo va encaminado hacia un mismo propósito…
¡Aunque no parezca así!

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”
Romanos 8:28.






---------------.
José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!

“Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra”
Hechos 13:47.


Usa tus redes sociales para ese propósito...

------------------

domingo, 26 de marzo de 2017

¡FIRMES EN LA FE Y EN LA PACIENCIA!


¡Firmes en la fe y en la paciencia!

Aunque las circunstancias empeoren...
Aunque el tiempo pase...
Aunque toda posibilidad se haya agotado...

Independientemente a toda circunstancia mantengamos la posición correcta en la visión y en la misión por la que Dios nos ha puesto sobre la tierra.

“En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor; gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración”
Romanos 12:11-12




---------------.
José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!

“Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra”
Hechos 13:47.


Usa tus redes sociales para ese propósito...
------------------

sábado, 25 de marzo de 2017

Hasta lo último de la tierra...


MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!

“Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra”
Hechos 13:47.


Usa tus redes sociales para ese propósito...

LO QUE ES PARA TI... ¡NADIE LO QUITARÁ!


Dios tiene todo preparado de acuerdo a tu medida y a necesidad...     Te conduce a “ese lugar específico” para concederte esa bendición que tanto anhelas alcanzar...      ¡No será casualidad!

Lo que para el mundo es “suerte”, para ti es propósito; por lo tanto, no temas ni te intimides ante los obstáculos, ya que el poder soberano del Dios Altísimo se encargará de derribarlos.     Las puertas serán abiertas aun en medio del caos...

“Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque el Señor tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará...     Y Dios va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides”
Deuteronomio 31:6,8




Lo que es para ti...     ¡Nadie lo quitará!

Tú, sigue haciendo lo que Dios te ha encomendado, pero dependiendo de su acción poderosa y soberana. ¡Todo coincidirá perfectamente en el momento y en el lugar exacto!    

¿Lo mereces?
De ninguna manera…
¡Es por Gracia!

“Has hallado GRACIA en mis ojos,
y te he conocido por tu nombre”
Éxodo 33:17





---------------.

José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo al mundo.

“Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra”
Hechos 13:47.


Usa tus redes sociales para ese propósito...

viernes, 24 de marzo de 2017

AL ACERCARTE A JESUCRISTO, TE ACERCAS A LA LUZ.



Jesucristo es la LUZ...

“Yo soy la luz del mundo;
el que me sigue, no andará en tinieblas,
sino que tendrá la luz de la vida”
Juan 8:12
--------------




Al acercarte  a Jesucristo...
Te acercas a la LUZ

Tu mente es alumbrada con la VERDAD ABSOLUTA de Dios. La verdad que ha sido revelada totalmente en las enseñanzas de Jesucristo.     Adquieres convicciones firmes en su contenido, discernimiento para aplicarla a las circunstancias actuales y capacidad para transmitirla con la unción de lo alto.

“La exposición de tus palabras alumbra;
Hace entender a los simples”
Salmo 119:130.




Al acercarte  a Jesucristo...
Te acercas a la LUZ


Te constituyes en antorcha que alumbra los rincones más oscuros del mundo, para que todos los que te escuchan sepan establecer la diferencia entre la VERDAD y la MENTIRA.     No muestras “tu verdad” ni tu opinión; sino el mensaje NO adulterado de la Palabra de Dios.

“Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo”
2 Corintios 4:5-6




Al acercarte a Jesucristo...
Te acercas a la LUZ

Adquieres consciencia de tu rol en el mundo.
Tu vida no se desperdicia.

“Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio”
2 Timoteo 4:1-5




---------------.

José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Llevando el mensaje del Evangelio al mundo entero.

“Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles, A fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra”
Hechos 13:47.