miércoles, 26 de agosto de 2015

LA NECESITAS...

Es necesario que te abandones ahora bajo la acción sobrenatural del Espíritu Santo para que realice en tu interior una renovación interna y total.   LA NECESITAS.   Es necesario que tu mente sea iluminada, tus emociones sensibilizadas y tu voluntad fortalecida; en tus fuerzas no puedes, es imposible.   Necesitas clamar desde el fondo de tu corazón para que su intervención sobrenatural en todas las áreas de tu vida sea una realidad.   Dios es fiel, y lo hará.  

“Dios mío, en ti confío; no sea yo avergonzado”
Salmo 25:2

La GRACIA de Dios...   su MISERICORDIA...   su PODER...   su SOBERANÍA...   y su FIDELIDAD será una constante en tu vida.




TWITTER.

@JAlfredoLievano 

martes, 25 de agosto de 2015

DIOS SABE LO QUE HACE Y COMO PROCEDE...


Ante estas circunstancias que ahora enfrentas, has aprendido a poner toda tu confianza en Dios; él sabe lo que hace y cómo procede.   No hay nada de ti que él no conozca.   Tus pensamientos, emociones y deseos no son desconocidos por él; sabe con qué intenciones procedes, aunque los demás te juzguen equivocadamente y te hagan sentir mal.  
Entiende ahora que estás en un proceso, y desde que en sus manos te pusiste, tu vida ha estado siendo moldeada con MISERICORDIA y PODER.   Todo cuanto te acontece justo en estos momentos forma parte de ese proceso de perfección.  
Dios no te dejará “a medias”, él cumplirá a la perfección sus propósitos.    Dios te está puliendo para hacer de ti una lámpara que refleje su LUZ libre de interferencias; él sabe cómo procede, tiene sus métodos únicos y oportunos.   Lo que prometió hacer en ti, lo hará.   Tú ves el proceso, pero él ve la obra terminada.   El tiempo que te resta vivir sobre la tierra está en sus manos, y todo le saldrá exactamente coordinado tal y como se lo propuso contigo.  
Pase lo que pase hoy, Dios ha prometido sostenerte con firmeza; Descansa en su método soberano.
Dilo ahora...

“He confiado asimismo en Jehová sin titubear”
Salmo 26:1




TWITTER.
@JAlfredoLievano


lunes, 24 de agosto de 2015

SOLO BASTA QUE LE DIGAS: “HEME AQUÍ”


Dios está sobre todas tus circunstancias; las abarca todas, por lo tanto gozas de SEGURIDAD PLENA.   Dios domina sobre todos los que dicen tener dominio sobre ti.   Tu vida está ahora bajo su CUIDADO DIRECTO, lo compruebas a cada instante por medio de los eventos de tu vida diaria, así como también por medio de las palabras oportunas que recibes de su parte.   No tienes por qué dudar.   El hecho de gozar del cuidado directo de Dios te debe animar a ponerte bajo sus órdenes incondicionales, con la plena certeza que tendrás oportunamente su protección, capacitación, guía y provisión.   NADA TE FALTARA.   Solo basta que le digas:    “Heme aquí, envíame a mí” (Isaías 6:8).   Aun no es tarde para Dios, pues en él, tu futuro lo tienes garantizado.   Descansa ahora en su acción transformadora y en sus cuidados directos.   Las tempestades que te azotan no destruirán la elección eterna de Dios sobre tu vida.   No te desanimes aunque todo lo veas “cuesta arriba”.

DIOS TIENE EL CONTROL.
No lo dudes...




TWITTER.

@JAlfredoLievano 

viernes, 21 de agosto de 2015

DIOS NO TE HARÁ QUEDAR MAL...


Tienes evidencias palpables de las acciones de Dios a lo largo de todos tus acontecimientos pasados y presentes; acontecimientos que los “ves” y los recuerdas con gozo y agradecimiento espontáneo en tu corazón.   Así como en el pasado, Dios intervendrá oportunamente en tu situación específica.    Por ejemplo, Dios no permitirá que te saquen o te salgas “antes de tiempo” del lugar en donde te instaló; su poder y soberanía lo harán posible, nada ni nadie lo impedirá.   Es lógico que no sepas que sucederá más adelante, ni siquiera en los próximos segundos, pero sí tienes la certeza que la presencia activa y constante de Dios te envuelve siempre.   Verás como Dios abrirá caminos frente a ti, pues aunque físicamente NO lo veas y te rodeen valles de sombra y de muerte, lo entenderás por medio de los acontecimientos prodigiosos.   Hoy, el Señor te dice: “Mi presencia irá contigo y te daré descanso” (Éxodo 33:14).   Dios no te hará quedar mal, pues estará a tu lado...



TWITTER.

@JAlfredoLievano 

jueves, 20 de agosto de 2015

DETRÁS DE “ESTO” HAY ALGO MAS...


No te olvides que la MISERICORDIA de Dios sobre tu vida es una constante, pues NO te ha tratado de acuerdo a tus hechos.   Son tantas las razones a lo largo de tu historia personal en las que la disciplina de Dios hubiera sido aún más drástica; sin embargo, estás consciente que a pesar de todo te ha tratado con “mano suave”, no como en realidad lo mereces.   Lo anterior me recuerda lo que dice aquel texto bíblico de Lamentaciones:   “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad” (Lamentaciones 3:22-23).   Definitivamente que así ha sido, así es y así será.   Dios NO te ha dado lo que en realidad mereces por tu incredulidad o desobediencia; y en cambio SI te ha dado lo que en realidad NO mereces. (Esto último se llama GRACIA).   La GRACIA y la MISERICORDIA de Dios han ido juntas contigo a lo largo de tu recorrido por el mundo.

Es por la GRACIA y la MISERICORDIA de Dios que sus propósitos eternos se harán realidad en tu historia personal; no se trata por méritos o capacidades personales. (Eso no cuenta).   No hay motivos humanos para que la lluvia de la GRACIA y la MISERICORDIA de Dios sean sobre ti.   Entiéndelo ahora que vives en medio de todas estas circunstancias específicas en las que el PODER sobrenatural de Dios y su sabia SOBERANÍA están derramándose.   (Lo compruebas ahora…)   Aplica hoy para ti estas palabras parafraseadas que Dios te confirma y recuérdalas este día: “Mi mano estará siempre contigo, mi brazo también te fortalecerá. No te sorprenderá el enemigo, ni hijo de iniquidad te quebrantará; sino que quebrantaré delante de ti a sus enemigos, y heriré a los que te aborrecen. Mi verdad y mi misericordia estarán contigo, y en mi nombre será exaltado tu poder.   (Salmo 89:21-24).  Gózate en esta promesa que justamente estás recibiendo en este momento.    Mira también lo que te reafirma:   ”Mas no quitaré de ti mi misericordia, ni falsearé mi verdad. No olvidaré mi pacto, ni mudaré lo que ha salido de mis labios”   (Salmo 89:33-34).   No creo que precisamente ahora,  esto se trate de un hecho fortuito, pues para Dios las casualidades no existen y él quería que ahora fortalecieras tu fe y tu esperanza.

Aunque en estos momentos te sientas como “un barco a la deriva” a merced de las consecuencias que generaron tu falta de fe y obediencia, aunque ya no aguantes más esta situación que le ves “cero” salida, debes de entender que como hijo o hija del Dios soberano, jamás serás víctima de las circunstancias aunque parezcan serlo.   No olvides que la MISERICORDIA, la GRACIA, el PODER, la SOBERANÍA y la FIDELIDAD de Dios te envuelven en todo momento y lugar.   Necesitas creerlo ahora.   Necesitas creer que detrás de esto, hay algo más...   “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse”   (Romanos 8:18)

ASÍ ES...
DETRÁS DE “ESTO”, HAY ALGO MAS...




TWITTER.

@JAlfredoLievano 

miércoles, 19 de agosto de 2015

¡DIOS NO TE SOLTARA! CRÉELO...

La misericordia y la fidelidad de Dios se han mantenido constantes a lo largo de toda tu historia personal.    Dios no te ha tratado conforme a tus hechos, porque de lo contrario no estarías donde ahora estás, no tuvieras los recursos que ahora dispones y no gozaras de los diversos privilegios concedidos.   Dios no ha procedido como en realidad lo mereces, no te ha soltado a pesar de tus desvíos y estancamientos, ha escuchado las peticiones que han brotado en tus horas más oscuras y angustiantes.
Dios te recuerda ahora, que pase lo que pase en el futuro, no permitirá que todos tus oponentes logren sus estrategias en tu contra.    Es la misericordia y la fidelidad de Dios lo que permitirán que SUS PROPÓSITOS eternos se cumplan en tu vida.   De aquí, al final de tu recorrido por este mundo, tendrás de Dios todo lo que necesites.

¡DIOS NO TE SOLTARA!
Créelo...

“Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás; contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano, y me salvará tu diestra.   Jehová cumplirá su propósito en mí; tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; no desampares la obra de tus manos”

Salmo 138:7-8





TWITTER.

@JAlfredoLievano 

domingo, 16 de agosto de 2015

NO CAMBIES LA VISIÓN DE TU VIDA.


Tu objetivo es SERVIR A DIOS en todo tiempo, lugar y circunstancia independientemente a la actividad que desempeñes en la tierra; esa es la razón por la que él te ha creado, llamado, escogido y preservado.   Es necesario que NO cambies la visión de tu vida.  

¿Cómo sirves a Dios?   Ante todo, proyectándolo con tus palabras y ejemplo.   Nuestro Señor Jesucristo nos lo dice: “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”   (Mateo 5:14-16).   Proyectar a Dios debe ser una acción continua, no intermitente. Se trata de una irradiación continua de su luz.  

¿Dónde debes comenzar?    En tu familia; asumiendo tu rol correspondiente y procediendo de acuerdo a las pautas que dejó establecidas nuestro Señor Jesucristo.   No tiene sentido desempeñarse ministerialmente en una congregación cristiana, si antes no lo haces en tu seno familiar, y obviamente en el campo laboral y social.

¿Cómo alcanzar el objetivo?   Cultivando tu vida espiritual por medio de la oración y la reflexión bíblica, para que el Espíritu Santo te capacite.   Así como es imposible que una lámpara sin aceite alumbre; así también es imposible alumbrar sin la unción sobrenatural del Espíritu Santo. Es necesaria la dependencia absoluta y constante de Dios.   “Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”   Juan 15:4-5.    Es permaneciendo en él como tu vida tendrá razón de ser y tu visión con respecto a ella no se nublará pese a las circunstancias.

Recuérdalo...
NO CAMBIES LA VISIÓN DE TU VIDA.

.---------------------.


Twitter:
----------------------------